15 marzo 2016

Una escapada al Parque Nacional de Monfragüe


Hace unas semanas el Santo y yo nos fuimos de fin de semana de Evasión. Suena muy cursi, lo sé, pero es que así lo denominaba la Smartbox que muy acertadamente nos trajo Papa Noel las pasadas Navidades. 

Regalo encargado por una prima de mi marido, consciente del tiempo y dedicación de mi Santo a hacer felices a los suyos. 

Y como estas cosas se suelen terminar caducando como no te “obligues” al mes decidimos reservar un par de días para nosotros. Sin niños. Solos. 

La escapada no pudo ser más perfecta. Niños encasquetados a mis padres, nos pusimos en marcha un poco a la aventura porque realmente no sabíamos muy bien qué es lo que nos esperaría en Extremadura

Yo por si las moscas me preparé el viaje. Se ve que ni aunque lo intente puedo dejarme llevar por la inercia. Así que calculé kilómetros, distancias y tracé un plan. 

El destino elegido casi fue un poco al azar. Lo único que influyó, a parte de la distancia, fue el clima. Así que optamos por Extremadura. En concreto el Parque Nacional de Monfragüe. 

Y me, nos, gustó tanto, que aquí estoy relatando crónica de nuestro fin de semana romántico para compartir con todo aquel que se esté planteando hacer una escapadilla de este tipo. 

Salimos relajadamente de Madrid el sábado, con intención de comer en Plasencia. Reconozco que al ser mi primer viaje de más de 80Km en los últimos siete meses, los 250Km se me hicieron eternos, luego en cambio la vuelta, todo lo contrario. 

En Plasencia nos dedicamos a callejear por el casco antiguo, a comer en una terraza al sol en la plaza mayor, visitar la catedral nueva y vieja, el Parador…







La tarde la empleamos en el Parque Nacional de Monfragüe, un paraje sorprendentemente bonito, con una de las mayores reservas de aves carroñeras de europa, y con un montón de rutas de distintos niveles para hacer senderismo, o ir con 4 x 4, bici…

La luz no podía ser más bonita, y pudimos pasar un buen rato tranquilos los dos en silencio observando la naturaleza. Incluso en el coche, el paisaje que nos rodeaba a un lado y a otro era maravilloso. Señores, vuelvo con ganas de comprarme una casa en plena dehesa extremeña.






Al atardecer y justo en el límite del Parque en dirección a Trujillo llegamos a la Hospedería de Monfragüe. Las Hospederías Extremeñas son hoteles rurales de cuatro estrellas situados en puntos turísticos claves de la región.





Esa noche cenamos en el hotel, un menú delicioso y baratísimo (15€).

A la mañana siguiente y tras un pantagruélico desayuno buffet nos dirijimos a Trujillo. Y Trujillo, cuna de conquistadores, nos encantó. Es como meterse en una máquina del tiempo y aparecer en el Renacimiento. Detalles curiosos en cada rincón, casas preciosas.







Por supuesto nos hicimos con un kit de productos gastronómicos de la región estupendo para rememorar nuestra escapadita (embutido ibérico, torta del casar, pastas, vino…).

¿Cuándo estás inmerso en estos planes, verdad que piensas, esto lo tenemos que repetir más a menudo? ¡¡¡Con lo bonito que es España!!!

Yo llevo semanas planeando escapadas con y sin los niños. Busco ofertas, hoteles especiales, calculo las rutas, los gastos…y los archivo. Porque aunque no sea ahora mismo, si que me quiero proponer hacerlos a corto medio plazo.

Desde que tengo uso de razón viajé mucho con mis padres, no solo por Europa, también por España y Portugal. Fines de semana en los que nos montábamos en el coche e íbamos a un lugar, a otro, a conocer pueblos preciosos, a pasear por el campo. Recuerdo a mi padre diciéndonos mirad ahí, mirad eso niños, observad aquello. 

Puede que tanto viaje despertara en mí el amor por el Arte. Estoy casi segura que toda esa belleza supuso el  background que dirían mis colegas ingleses, para mi futuro. Y eso es lo que pretendo para mis hijos.

Esta vez hemos ido sin niños, pero es un plan perfectamente realizable con pequeños. Y ahora que los días son más largos, y mejora el tiempo, seguro que el campo está el doble de bonito. Te recomiendo cien por cien el plan. 

¿Y tu? ¿Me recomiendas una escapada desde Madrid? Con niños...¡y sin!

Besos y a disfrutar 

5 comentarios:

  1. Que recuerdos me ha traído tu viaje¡¡¡¡ yo hace años que hice este viaje y estoy deseando repetirlo con los niños. Me encanta. El Parque de Monfragüe es espectacular todavía me acuerdo del bocadillo que me comí allí je je je. Besos y feliz martes.

    ResponderEliminar
  2. Que ilusion Esther, has estado en mi tierra!!!
    Que pena no haber coincidido.
    Me siento muy identificada contigo, es cierto todo lo que dices, yo tambien viajaba mucho con mis padres y no lo valoraba entonces como lo hago ahora.
    Preciosas fotos, me alegro te haya gustado y es que esta tan cerca de Madrid.
    Un abrazo enorme.
    Tu tocaya.

    ResponderEliminar
  3. Qué buena escapadita!!! Ese viaje precioso lo he hecho un par de veces, pero las dos con las niñas. Desde Sevilla y durmiendo en el parador de Trujillo. Precioso!! Guardo muy buenos recuerdos
    Me alegro de que hayas disfrutado. También reconozco el pensamiento de la vuelta: "si disfrutamos tanto, y tampoco es tan complicado de organizar, ¿por qué no lo hacemos más a menudo??????"

    ResponderEliminar
  4. PD Me gusta como te queda el pelo más larguito!!!

    ResponderEliminar
  5. que bien que apetecible, por aquí tambien nos vendría fenomenal.

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...